ib5 fitline
Primero de todo, vamos a aclarar un poco los conceptos. ¿Qué son los betaglucanos?

Los betaglucanos son polisacáridos, una molécula que está constituida de monosacáridos unidos mediante diferentes enlaces. Un ejemplo de ello es el almidón, que también es un polisacárido. De forma mayoritaria, los monosacáridos que lo constituyen son moléculas de glucosa.

Actualmente encontramos en el mercado distintos tipos de betaglucano, ¿qué diferencia hay entre los betaglucanos de levadura y el resto de betaglucanos?

Hay diferentes fuentes de betaglucanos. Los betaglucanos se pueden encontrar en ciertos cereales (como la avena), hongos, algas y algunas bacterias. Las levaduras también producen grandes cantidades de betaglucanos. Estas fuentes diferentes normalmente dan lugar a betaglucanos diferentes.

IB5 DE FITLINE – CUIDA DE TU SISTEMA INMUNE

«CON BETAGLUCANO DE LEVADURA»

La esencia es la misma (muchas glucosas unidas entre sí), pero la molécula final puede presentar mayor o menor linealidad o una conformación o peso diferente. Esto hará que la molécula presente una actividad biológica mayor, menor o simplemente diferente.

Además, los betaglucanos se deben extraer. Esto derivará en mayor o menor recuperación dependiendo también de la fuente.

La extracción de los betaglucanos en la levadura puede llegar hasta el 87% mientras que en avena se puede extraer hasta un 80%, en el mejor de los casos.

Esta diferencia hace aún más interesante los betaglucanos de levadura.

Los betaglucanos son moléculas a las que se les atribuye muchos efectos beneficiosos. La ingesta de betaglucanos se ha relacionado con:

  • Una reducción en el riesgo de padecer eventos cardiovasculares en personas de riesgo – mediante, de forma generalizada, una disminución en el colesterol LDL (malo) .
  • Una disminución de la respuesta de glucosa e insulina postpandrial (niveles registrados inmediatamente después de consumir alimentos).
  • Una actividad antitumoral y anticarcinogénica.
  • Una capacidad antimicrobial y promotora del sistema immunológico.

Dislipemia, hipertensión y obesidad

El uso funcional de las fibra dietética ha sido recogido en múltiples estudios. Varios artículos científicos incluso han documentado los beneficios de los beta-glucanos en cuestiones específicas relacionadas con la salud cardiovascular como la dislipemia, la hipertensión y la obesidad.

Como ya hemos dicho, la solubilidad en agua y el peso molecular de los beta-glucanos son determinantes en su actividad sobre el sistema inmunitario, lo que también tiene que ver con su acción a nivel cardiovascular y, en concreto, con su efecto hipocolesterolémico.

Este breve resumen sobre los beta-glucanos nos permite tener una idea sobre las posibilidades terapéuticas de aquellos alimentos que los contengan, pero también de las posibilidades que estas sustancias suponen para el desarrollo de nuevos tratamientos orientados al cuidado de nuestra salud y, en concreto, para mejorar nuestros sistemas inmunitario y cardiovascular.

Sistema gastrointestinal

El 70-80 % de las células del sistema inmunitario están localizadas en la mucosa intestinal. Esta es, junto con las fosas nasales y la piel, una de nuestras principales vías de acceso y toma de contacto con organismos patógenos.

La localización de las células inmunitarias en el sistema digestivo también permite que los beta-glucanos administrados vía oral puedan ser capturados y transportados hacia el bazo, los nódulos linfáticos y la médula ósea donde, al interactuar con las células inmunitarias, podrían ayudar a activar la respuesta inmunitaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here